Tras superar el resto de fases de selección por las que pasaron más de 700 startups, Iristrace fue elegida entre los 20 proyectos finalistas para entrar en Startupbootcamp Amsterdam 2014. Eso significaba que el core team debería desplazarse a la capital holandesa para defender el proyecto durante los Final Selection Days para intentar ser finalmente seleccionados a participar en la aceleradora, y ocupar una de las diez plazas disponibles. Entre otros, los que asistimos fuimos César Mariel, Suso Reig y yo. A Pablo Niñoles le fue imposible ya que durante esos días estaba participando en Imagine Express, también con exitosos resultados.

Se venían encima cuatro intensos días de pitch (¿Qué significa esto?), networking y mentoring. Como no podía ser de otra forma (y como evidencian los tres términos nombrados), siempre en inglés. Aún así, el salto lingüístico se diluyó bastante en el acto de apertura del programa, ya que se trataba de un encuentro con el resto de participantes entre cervezas y charlas, más informal de lo que pudimos imaginar, para alivio del equipo. Se realizó en Hannekes Boom, un entrañable pub, merendero, bar… en fin, un lugar con aires hippies situado en pleno centro de Amsterdam y a la orilla del canal principal, donde pudimos relajar los ánimos tras el viaje en avión y conocer a nuestros nuevos compañeros de el otro viaje que nos esperaría recorrer.

pitch-team-iristrace-prendedor.es

Mentoring sessions

Al día siguiente empezó la jornada directamente en las oficinas de Startupbootcamp Amsterdam, situadas en la sexta planta del edificio Vodafone HQ. Sin más dilación, todos los equipos subimos al escenario a presentarnos, esta vez de una manera más formal, durante un 60 seconds pitch. Y tras ello comenzó la ronda de exposiciones. Esta fase consistió para los equipos en ir recorriendo una tras otra todas las mesas (más o menos unas 20 en total), en las que nos esperaban grupos de mentores para escuchar lo que teníamos que decir sobre nuestro proyecto.

Mentoring Pitch - startupbootcamp-amsterdam-prendedor.es

Mentoring session en Startupbootcamp Amsterdam

Teníamos 15 minutos por mesa para realizar la exposición, recibir y contestar preguntas de la mejor manera posible, ya que en cada ronda ellos rellenaban un formulario de valoración que sería de gran relevancia a la hora de la selección final de participantes. Fue realmente fructífero el feedback recibido, y sin duda nos ayudó a mejorar de una manera tan tangible que incluso nosotros notamos gran diferencia entre el primer y el último de los pitch. Además pudimos empezar a conocer a quienes nos tutorizarían durante tres meses en el caso de ser incubados por la aceleradora finalmente, los mentores, más de 50 profesionales de talla internacional. Esta fase duró dos días, ambos cerrados con un cóctel en la última planta del edificio, con unas vistas espectaculares de Amsterdam.

Exposición y selección final en Startupbootcamp Amsterdam

El tercer día consistía en un pitch final de 3 minutos para sintetizar lo esencial del proyecto y las razones por las cuales debía de ser financiado por SBC. Nos decantamos por una exposición teatralizada, empleando el storytelling para contar un ejemplo de problema (pain) que podría solucionarse con las cualidades de nuestro sistema (gain). Además recalcamos la intensiva dedicación del equipo en el caso de que se realizara la incubación, hecho que valoraron muy positivamente. El resultado nos dejó bastante contento aunque algo inquietos, dado el altísimo nivel de nuestros coopetidores. Una vez habíamos expuesto todos, el jurado se retiró a deliberar.

selection-moments-iristrace-prendedor.esFueron los momentos de máxima tensión, había mucho en juego. Nos encontrábamos a las puertas de formar parte de la mayor aceleradora de startups de Europa. Históricamente, más del 70% de las empresas aceleradas en Startupbootcamp han conseguido financiación, que de media ronda los 500.000€. Esto se debe al excelente sello de calidad que supone llegar llegar a formar parte de ella, además de que todas las startups participantes tienen acceso tras los meses de incubación a un Demo Day, donde exponen ante más de 400 inversores.

Comenzó el acto de clausura, y los equipos subieron de tres en tres al escenario para escuchar su lugar, o dentro o fuera. Nosotros subimos con Iristrace formando parte de la última triada. Para desolación de los tres, en ese momento ya se habían cubierto las diez plazas disponibles en el programa, evidentemente eso nos situaba fuera de la aceleradora a ojos de cualquiera. Estabamos fuera. Pero entonces fue cuando Patrick  de Zeeuw, el fundador de Startupbootcamp Amsterdam, desveló la sorpresa. Debido a la calidad de los equipos habían decidido aumentar en UNO el número de plazas, con lo que en total serían once startups las que serían aceleradas. Esa plaza nos la debatíamos entre los tres equipos que nos encontrábamos sobre el escenario, y podéis imaginar el nerviosismo que se mascaba en el ambiente.

Finalmente y para una inmensa alegria de los cuatro, escuchamos el nombre de Iristrace. Estábamos dentro.  Nos esperaban tres meses trabajando en las oficinas del centro de Amsterdam para convertir el proyecto en un referente internacional con acceso a grandes clientes y a grandes inversores. Nos esperaba ua gran aventura por delante que sin duda afrontaríamos con la mayor motivación posible. Todos los candidatos nos fundimos en felicitaciones y abrazos. Y para terminar con los días de selección… no pudo faltar una fiesta por todo lo alto en la ciudad de la felicidad.

teams-selected-sbc-prendedor.es