El término Growth Hacking está muy de moda y gracias a esto, muchas empresas están creciendo de manera exponencial. Durante la estancia en Startupbootcamp tuvimos la suerte de poder asistir a algunas sesiones de David Arnoux, un experto en la materia. Y que nos gustaría compartir con vosotros.

¿Qué es Growth Hacking? 

Se define como una combinación de analítica, creatividad y curiosidad para hacer crecer el número de usuarios de una start-up en forma de palo de hockey. Este híbrido entre ingeniería y marketing permite que el producto crezca por sí solo, sea compartido, tenga un crecimiento viral y exponencial sin necesidad de invertir dinero en canales de pago… El santo grial de cualquier Start-Up.

¿Por qué Growth Hacking?

  • Las startups tienen recursos limitados, así que ellos necesitan ser creativos para crecer, adquirir nuevos usuarios, y retenerlos.
  • El marketing tradicional es caro y está saturado
  • Muchas startups están muy focalizadas en el producto, pero el reto real es la distribución.

¿Diferencias con el marketing digital?

El marketing digital únicamente se encarga de la adquisición de usuarios, es decir, conseguir que nuevos usuarios lleguen a nuestra web por ejemplo. Bien.. ¿Y a partir de aquí que?

El growth hacking abarca mucho más que la simple adquisición de estos usuarios, es decir, el flujo completo deseado de un usuario fidelizado y amante de nuestro producto. Además de que llegue a nuestra web, conseguir que se registre, retenerlo, que pague por nuestro producto, y que recomiende a otros a utilizarlo

Ejemplos: Airbnb & Dropbox

Unos de los ejemplo más curiosos es cómo consiguió Airbnb tal cantidad de usuarios inicialmente. La estrategia no consistió en SEO, SEM ni Redes Sociales. Existe una lista donde se encuentran servicios de todo tipo en todo el mundo: belleza, comunidades, contactos personales… y alquiler de casas. El growth hacker investigó cómo podría publicar automáticamente la gente que se apuntaba en airbnb en la lista de craiglist generando un montón de backlinks y multiplicando la visibilidad por mil de airbnb. Craiglist es una lista con millones de usuarios buscando alojamiento, entre otras cosas. Sin ningún tipo de acceso, el growth hacker fué capaz de ver esa oportunidad y ejecutarla. Cuando te registrabas en airbnb, tenías la posibilidad de postear automáticamente en craiglist, gracias a una solución tecnológica ideada y llevada a cabo por el growth hacker, sin tener ningún tipo de acceso a “las tripas” de craiglist y por supuesto, sin preguntar (rozando la legalidad).

Otro ejemplo muy claro es el de Dropbox. Tenía hace unos años la tarea de crecer y querían hacerlo de manera viral… la gente ya recomendaba entre sus amigos el producto pero quería acelerar este proceso al máximo. En ese momento llegaron a una idea que les permitió incrementar los registros en un 60% sólo con sacarla: Ofrecieron a sus usuarios 500 MB de espacio gratuito por recomendar la herramienta. En el momento de lanzar el Growth Hack llegaron a 2,8 millones de recomendaciones al mes.