Desde que empezamos la carrera de Ingeniería Multimedia, Pablo Niñoles y yo, Álvaro Yuste, nunca hemos querido quedarnos con los brazos cruzados. Hemos intentado aprovechar cualquier oportunidad para extender nuestra formación académica con cursos complementarios, o incluso empezar a forjar nuestra experiencia profesional trabajando para otras empresas o como freelancers. En parte porque estábamos convencidos de que estos valores son de gran importancia, y a veces incluso diferenciadores para el currículo; pero también porque no sabemos estar quietos. Por suerte elegimos una titulación donde esta puerta no se encuentra ni cerrada ni medio abierta, si no que desde el primer momento son los propios profesores los que animan a cruzarla sin miedo y cuanto antes. En muchos casos dan oportunidad de realizar proyectos, que además de cumplir los objetivos académicos, sirvan como producto para empresas o simplemente tengan un hueco en el mercado, con el fin de que trasciendan y no se queden en una mera práctica. Un claro ejemplo de apoyo que nos hemos encontrado en este sentido es Pedro Pernías Peco, que a parte de profesor en varias ocasiones es subdirector de Ingeniería Multimedia. Ya en segundo año nos facilitó empezar a conocer el “mundo exterior“.

mis-recetas-ipad-prendedor.es

mis-recetas-iphone-prendedor.es


La empresa donde iniciamos nuestro recorrido profesional fue IT&IS Siglo XXI. Allí Pablo aprendió a programar para iPhone y yo para Android. Esta oportunidad se brindó en una asignatura de segundo año y no la dejamos escapar. Creamos la aplicación Mis Restaurantes y Todas Mis Recetas para smartphone, y posteriormente para tablet. Esta última app alcanzó el puesto nº1 en 18 países durante más de un año y fue destacada por Apple. Agradecer en especial a Rebecca Rippin el trato recibido.

Tras esta gran experiencia, quisimos conocer más y ver otras empresas. Pablo trabajó en MIOLabs en apoyo a varias aplicaciones para iPad, y a posteriori, en 3dids, donde tuvo la suerte de trabajar junto a Andrés de España, pudiéndose involucrar en varios proyectos e incluso gestionar alguno, accediendo por fin a un puesto más relevante que el de programador, y dejando una muy buena huella tras su paso. En mi caso, fui contratado en Nano Nino Inc., empresa a cargo de Manna Justin donde pude disfrutar compartiendo proyectos con grandes compañeros de diferentes puntas del mundo (desde la India hasta EEUU, pasando por Alicante claro). Y donde además realicé apps para Android, programas en Java, configuración de servidores de Amazon, programación de backend, documentación de API’s, etc. E incluso fui el responsable de backend en algunos proyectos importantes como realy.co.

Equipo de Nanonino Inc.

Equipo de Nanonino Inc.. Foto extraía del Facebook de NanoNino España

Hasta la fecha, finales de verano de 2013 antes de empezar 4º curso, nosotros dos no habíamos trabajado como equipo, ni siquiera en las asignaturas. En ese momento fue cuando decidimos unir nuestros caminos,  dejar nuestros trabajos actuales y emprender por cuenta propia. Aunque fue una decisión difícil, ambos descubrimos que teníamos la misma inquietud por generar productos frescos y nuevos, propios y sin que nadie nos los mandara. Aunamos las ideas que teníamos, las necesidades que veíamos por cubrir, y entonces nos dimos cuenta que lo que nos faltaría sería tiempo. Y esto sólo fue el principio: ¿Cómo dos jovenes emprendedores de Alicante acaban trabajando en Amsterdam?.